lunes, 4 de febrero de 2013

1935 - SALTO ATLÁNTICO SUR - J.Ignacio Pombo -



1935 – SALTO DEL ATLÁNTICO SUR, EN SOLITARIO CON AVIONETA MONOMOTOR "BRITISH EAGLE 2"  VUELO SANTANDER - MÉXICO.
(Foto Museo del Aire)

   Este vuelo de gran calado histórico, fue protagonizado por el joven piloto civil Juan Ignacio Pombo, a la edad de 21 años, con el propósito de llegar a México.

   Juan Ignacio Pombo, nacido en Santander, y descendiente de una familia de aviadores, con quince años recién estrenados comenzó a recibir enseñanza de vuelo por parte de su hermano Teodosio, profesor de una escuela de vuelo, lo que le permitió adquirir a su lado mucha experiencia en pocos años.

   Muy pronto su mente comenzó a acariciar la idea de llevar a cabo el vuelo Santander México, en el que tendría que desafiar entre otras dificultades, la travesía del Atlántico Sur con sus 3.160 kilómetros sobre el mar, la etapa más importante y larga recorrida hasta entonces en solitario por un avión deportivo.

   Tras conseguir los fondos y el apoyo que el vuelo requería, eligió la avioneta “British Eagle 2” fabricada por British Aircraft Co.Ltd. en Hanwort (Inglaterra) con motor Gipsy Major III de 130 hp. a la que se le instaló un depósito  auxiliar de combustible con capacidad de 694 litros. Bautizada con el nombre de la capital cántabra “Santander” y el lema en el fuselaje “Costa Esmeralda Española” nombre que recibe el litoral comprendido entre Santander y Castro Urdiales. Le fue asignada la matrícula EC-CBB.

   El día 13 de Mayo, despegó del aeródromo de la Albericia (Santander) para seguir la ruta programada en las etapas Santander-Burgos-Madrid-Sevilla-Agadir-Ifni-Cabo Juby -Villa Cisneros-Port Étienne- San Luis (Senegal) llegando a Bathurst (Gambia Británica) el día 18.

   El día 20 despegó de Bathurst, comenzando así la gran aventura atlántica, que culminó felizmente al avistar la costa brasileña y el aeródromo de Natal donde tomo tierra, tras 16 horas 47 minutos de vuelo y 3.160 km recorridos sobre el mar.

   Pese haber conseguido  el éxito en la parte más difícil de este raid, al  reanudar las siguientes etapas, la suerte no le acompañó, pués al despegar de un pequeño campo en Camocim con destino a Belem de Pará (Brasil) tropezó con una cerca de alambre, capotando contra el suelo registrándose graves  daños estructurales al aparato, aunque providencialmente el piloto solo sufrió leves magulladuras.

   Ante la imposibilidad de continuar su raid, la firma inglesa constructora de la avioneta le envió  un nuevo fuselaje y otros elementos, siendo reconstruida por un especialista de dicha firma, que le permitió completar las 12 etapas restantes, a partir del 10 de Julio.

   Otro incidente destacable, fue durante el trayecto de Panamá a San José de Costa Rica, en el que sufrió en pleno vuelo un ataque de apendicitis, teniendo que soportar fuertes dolores hasta su llegada a dicha capital donde fue intervenido urgentemente.

   Pese a todas las dificultades tomó tierra triunfante en el aeródromo de Balbuena de la capital mexicana, el 16 de Septiembre de 1935, tras haber recorrido 15.970 km. en 76 horas  5 minutos.

   La colonia española en México y el propio gobierno lo recibieron y trataron como un auténtico héroe. La avioneta  fue donada al Museo de Aviación de la ciudad.

 El regreso a España fue apoteósico.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada