martes, 5 de febrero de 2013

1954 CASA C-127 - DORNIER Do-27


1954  CASA C-127 – DORNIER Do-27
(Foto archivo L.Escorsell)

   En 1953, el Ministerio del Aire convocó un concurso para la selección de un prototipo de avión, para dotar al Ejército del Aire de un aparato que pudiera cumplir básicamente diversas tareas. Además, en las especificaciones se incluía que el aparato debería tener características STOL, y capacidad para operar en campos no preparados. El nuevo avión  tendría la finalidad de sustituir a las veteranas avionetas  Fi-156 Fieseler Storch “Cigüeñas”

   El concurso fue adjudicado a CASA (Construcciones Aeronáuticas S.A.) con el proyecto del Do-25, y es posible que en la decisión final se tuvieran en cuenta las buenas relaciones entre la firma CASA y DORNIER que se remontaban al año 1926 cuando se construyeron bajo licencia en España los hidroaviones Dornier Wal.

   El prototipo efectuó su primer vuelo de pruebas el 25 de Junio de 1954 en Tablada (Sevilla) propulsado por un motor nacional Tigre de 4 cilindros G-IV-B de 150 hp, pero más tarde en el segundo modelo de pruebas denominado Do-25 P2C, se tomó la decisión de instalarle un motor de mayor potencia Continental O-470J de 6 cilindros y 225 hp, que supuso un salto muy importante.

     Este prototipo español fue exhibido  en Alemania en varias demostraciones, donde una vez superada la prohibición de construcción de aviones impuesta por los Aliados, Dornier refundó  la Dornier Werke G.m.b.H, pasando a construir en serie la versión española con la denominación de Do-27 evolucionándola con algunas modificaciones, y cambiando su planta motriz por el motor Lycoming GO-480-B1A6 también de 6 cilindros pero con mayor potencia al despegue de 270 hp., llegándose a fabricar en once años 428 unidades para las fuerzas aéreas alemanas.

   En España, entre  1959 y 1961 la factoría CASA construyó una serie de 50 unidades bajo la denominación de C-127 y numeración militar L9-1 a L9-50. En el Ejército del Aire este avión se le conocía con el apelativo cariñoso de “Cabra”

    En 1973 el E.A. adquirió procedentes de stocks de la Luftwaffe 26 ejemplares, siendo transferidos parte de ellos a varios Aeroclubs y escuelas de Vuelo Sin motor.

   En la Maestranza de Albacete a medida que cumplían sus revisiones eran modificados ensanchándoles la vía del tren de aterrizaje, para corregir la tendencia a los “caballitos” principalmente con viento cruzado.

   No se puede negar que este aparato este considerado como de los más robustos y seguros en su género.

Velocidad máxima 250 km/h – Crucero 225 km/h – Mínima 57 km/h – Autonomía 1.465 km – Asientos:  Piloto + 5 pasajeros.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada