domingo, 3 de noviembre de 2013

1963 BOEING 727



1963  BOEING  727
(Foto: Gentileza autor Javier Rodriguez)


El trirreactor  Boeing 727, que realizó su primer vuelo desde la fábrica de Renton al sureste de Seattle (Estado de Washington) el nueve de febrero de 1963, fue uno de los mayores éxitos de ventas de esta firma, por lo que a aviones comerciales se refiere, ya que diez años después de dicha fecha, aún continuaba recibiendo pedidos de este modelo de avión.

A finales del año 1950, Boeing vio un hueco en el mercado de la aviación comercial para un reactor de línea para cubrir la corta y media distancia, y que fuera más pequeño que el modelo B-707. Se invirtieron más de tres años en el examen de setenta propuestas diferentes antes de aprobar las grandes líneas definitorias del avión más apropiado, siendo elegido finalmente este trirreactor de motores traseros que se parecía al Hawker Siddeley Trident británico.

La firma Boeing advirtió una demanda creciente de las compañías para un aparato de mayor capacidad de pasaje y decidió desarrollar una versión alargada del 727-100 básico denominado 727-200 (fuselaje 6,10 metros más largo) con lo que el número de las ventas a mediados de 1981 sobrepasaban más de 1.800 ejemplares, de los que, 1.300 correspondían a la última variante 727-200 Advanced como el mostrado en la imagen que ilustra este trabajo. En suma, este avión, se colocó en su época a la cabeza de las ventas de los aviones comerciales de línea accionados a turbina.

La compañía de bandera nacional Iberia con la finalidad de sustituir al Caravelle en las rutas europeas, contrató la adquisición inicial de 16 aviones 727-200 Advanced más otras 13 opciones, 29 en total, aunque su número final alcanzaría 37 unidades.

El 2 de febrero de 1972 llegó a Barajas procedente de Seattle el primero de ellos bautizado como Catalunya. (Fueron bautizados con nombres de regiones españolas y también de comarcas vinícolas).

En sus largos 28 años de servicio en Iberia, la Flota B-727 transportó más de 150 millones de pasajeros, de los que 25 millones correspondieron al “puente aéreo” Barcelona-Madrid y viceversa, cuyo servicio se inauguró el 4 de noviembre de 1974.

El rendimiento de este modelo de avión para la compañía Iberia fue excelente y le confirió un gran prestigio. Solo se registraron dos accidentes, el primero en 1983 al colisionar con un DC-9 de la compañía Aviaco en el aeropuerto de Barajas, y el segundo en 1985, en el monte Oiz, cerca de Bilbao.

Especificaciones técnicas B-727 Advanced: Motores 3 Pratt & Whitney JT8D-15 de 6.580 kg/empuje c/u – Velocidades: Máxima 999 km/h – Crucero 917 km/h – Mínima 188 km/h – Autonomía 4.585 km – Peso máximo despegue 94.347 kg – Pasajeros de 161 a 189 – Tripulación 2 Pilotos + 1 Mecánico ingeniero de vuelo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada